domingo, 12 de junio de 2011

ESTRUCTURA DE UN MICROCICLO DE ENTRENAMIENTO

¿Se debería planificar en función del rival? ¿Sólo deberíamos centrarnos en nuestro estilo de juego? Estas son preguntas que muchos entrenadores nos hacemos a la hora de planificar y organizar nuestros entrenamientos.

Antes de empezar a abordar el artículo querría dar las gracias a vuestras solicitudes e inquietudes que me plantean nuevos retos para poder seguir mostrándoos mi manera de entender el fútbol.

El otro día leyendo vuestros comentarios, me proponían que abordase este tema que espero hoy pueda aclarar y os sea de utilidad.

El fútbol es una realidad que se debe entender como un TODO, todas las variables (estilo de juego, rival, estados de ánimo, entrenamientos…) van afectar a la competición, y la competición va a afectar al entrenamiento y la formación.

En primer lugar considero que debemos tener claro cuál es el objetivo del equipo y de los jugadores, ya que no es lo mismo hablar de fútbol formativo que de fútbol competitivo.

Y aunque en cualquiera de los casos se deba tener en cuenta siempre todas las variables que puedan afectar a la competición, dependerá de cuál será mi objetivo para darle más o menos importancia a la variable rival.

A grandes rasgos comentare que en el fútbol formativo el rival no debe ser un elemento a interferir en mi planificación semanal pero, en el fútbol competición si lo debo tener en consideración, no como un elemento que me haga cambiar mi modelo de juego si no para orientar o potenciar ciertos aspectos de mi manera de jugar con el fín de superar el planteamiento rival.

Aunque podría extenderme mucho con este tema, pondré un ejemplo grafico que yo plantearía como entrenador, y que espero os sea de utilidad.

Equipo: Athletic Club Bilbao
M de Juego: Repliegue y juego directo

Rival: Barcelona
M de juego: Presión adelantada y ataque combinativo




1 comentario:

Anónimo dijo...

oie gracias por tu ayuda me gustaria ejercicios para mejorar pases