martes, 18 de diciembre de 2007

¿SE DEFIENDE MEJOR CON 10 O CON 11?

Pues aunque la evidencia nos diga que 11 jugadores simpre deberían defender mejor que 10, la realidad es totalmente diferente. Y es que fuera parte del factor numérico de los jugadores, el factor mental influye en gran medida en este tipo de situaciones.

El quedarte con un jugador menos puede desencadenar dos conductas muy diferentes:

1- Echar la culpa de la inferioridad numérica al arbitro, al jugador, al sistema... y eso desenbocará en una actitud negativa frente a la situación generada (el partido continua) lo que contribuirá a imprecisiones, nerviosismo, descentración y por lo tanto poca oposición.

2- Asumir la situación, hacer piña, comunicarse, tratar de entre todos buscar la mejor solución. Pero sobre todo despertar ese espíritu que todo llevamos dentro, ese depósito extra de energía que normalmente permanece oculto y utilizarlo para para contribuir al verdadero espectáculo.

La verdad que muchos entrenadores nos preguntamos por que no conseguiremos despertar en el jugador ese espíritu oculto que aparece sólo en estas situaciones extremas, con lo que aportaría al equipo en una situación de igualdad.

Pero la vida como el fútbol es así, tan lleno de sorpresas, de emociones, cuando parece que el partido esta muerto y decantado para un equipo vemos como el otro renace de entre las cenizas y nos ofrece un espectáculo de sacrificio, esfuerzo y muchas veces de gran juego, impreciso en muchos casos debido al exceso de energía, pero de una gran belleza.

Y no tenemos nada más que recordar partidos como el de la pasada final de la copa de la UEFA entre el Espanyol y el Sevilla, o ver el partido que se casco el Mallorca esta pasada jornada frente al Athletic con un jugador menos desde el minuto 30´ y que casi lo gana en los minutos de descuento, o este mismo miércoles en la Carling Cup como el Arsenal con un jugador menos en la segunda parte consigue aguantar el empate a uno lo que queda de partido, jugar una prorroga de 30´y conseguir la victoria apelando al espiritu de equipo.

Así que queda para debate si es esta tan clara la obligación imperiosa de ganar un partido con un equipo en inferioridad, o por el contrario es necesario no bajar la guardia y seguir tratando al equipo rival con respeto y ofreciendole tu mejor juego.

En fin estas situaciones hacen que este deporte sea único y es que el elemento colectivo bien trabajado (sentido de equipo, compañerismo...) vuelve a convertirse en un elemento clave para la consecución de un obetivo.

Bueno Jon ahora te lanzo una pregunta para que abordes en tu magnifico blog ¿Se ataca mejor con 10 o con 11? o mejor dicho ¿Se puede ofrecer el mismo espectáculo con 10 que con 11?

Pensad chicos y seguid disfrutando del fútbol.

¿Hay algo más bonito de celebrar un gol?

2 comentarios:

jonmomar dijo...

SI hay algo mejor que meter un gol, celebrarlo en equipo o sentirse parte de un grupo humano que forme a su vez un equipo.
el no tener la motivacion extra para afrontar un partido con ese caracter que llevamos oculto apra las grandes ocasiones, es culpa del entrenador, que debe buscar las vias para que cadapartido circunstancialmente, exponga al jugador y al colectivo, un espiritu intensamente competitivo siempre.
motivavion, cohesion grupal y espiritu de sacrificio y trabajo en equipo son armas a trabajar por los tecnicos.
saludos

Javi dijo...

Perdoname Andoni pero por que no has preguntado aquello de Se juega mejor con 10 que con 11? Famosa frase de Helenio Herrera. Depende del resulatado si el equipo que se queda con 10 va perdiendo ya , entonces se defiende mejor con 11. Solo si el marcador es favorable, victoria o empate positivo,podiamos elucubrar sobre la defensa y suele ser entonces lo que dices, La motivación en guardar la posesión que tenemos referida al marcador hace que se crezcan los jugadores , apliquen una disciplina mas rigurosa y puede que se de el caso en que sea mejor. Pero cuando hay 11 hay 11.Javi