jueves, 25 de octubre de 2012

METODOLOGÍA Y ENTRENAMIENTO: PERFIL DEL ENTRENADOR EN ETAPAS DE FORMACIÓN

“De 10 entrenadores que tuve UNO me ayudo, 3 no me ayudaron y los otros 6 me jodieron" Marco Van Basten

Rotunda la frase de un grandísimo jugador que nos permite ver la importancia que pueden llegar a tener esas personas responsables de un equipo. Los entrenadores.

No quiero extenderme mucho en este tema ya que podríamos estar días enteros hablando y discutiendo, pero sí que me gustaría dejar claro que debe de haber un punto y aparte entre los entrenadores de equipos en etapas de formación y los entrenadores dedicados al alto rendimiento.

Los jóvenes jugadores están en pleno desarrollo de sus potencialidades, son diamantes en bruto, explosiones de magia, obras de arte sin pintar.

Los entrenadores nos creemos con la capacidad de sacar nuevos talentos, de atribuirnos los méritos de éxitos futuros, de afirmar “ese jugador todo lo que sabe me lo debe a mí”

Los jugadores son los verdaderos protagonistas, ellos tienen el brillo del diamante, la sorpresa de la magia y la belleza de la obra de arte. Asumiendo esa realidad podremos colaborar en el desarrollo  de ese jugador, guiarlo y acompañarlo por parte de su trayecto.

Es curioso que esté hablando del entrenador y este utilizando términos de guía, compañero, colaborador y no utilice palabras como entrenar o enseñar.

Los entrenadores de fútbol en la formación deben ser:
-       Planteadores de problemas
-       Guías en del aprendizaje del propio jugador
-       Liberadores

Evitar ser directivos (pasa, tira, controla, desdobla…), adivinos (tenias que haber pasado, tenias que haber chutado por abajo…) y sobre todo evitar creer que poseedores de la verdad absoluta.

El jugador necesita retos que superar, dificultades a las que dar soluciones mediante decisiones individuales y colectivas. Precisa del error para comprender el juego.

El jugador necesita de preguntas que le permitan construir soluciones y entender el por qué de las cosas. Precisa de alguien que le permita ir descubriendo esas soluciones y cometiendo esos errores.

El jugador debe vivir experiencias en el juego, arriesgar, intentar y explotar sus virtudes. Precisa que no se le cohíba la libertad que le concede el juego como protagonista de este deporte.

Fomentar el riesgo y la liberación del jugador por hacer cosas nuevas y diferentes, contribuirá positivamente en la adquisición y desarrollo de los patrones cognitivos y motores (Entender el juego y dar las mejores soluciones técnicas).

A continuación planteo un ejercicio muy simple de finalización en el que se pretende que el jugador valore las diferentes opciones que le da el juego antes una situación defensiva simulada por picas.

Finalizaciones por tríos línea defensa simulada


Tipo: Ejercicio de Finalizaciones

Objetivo: Realizar finalizaciones efectivas tras triangulaciones ante línea defensiva simulada.

Dimensiones: 50x40 (puede variar según nivel de los jugadores)

Ubicación: Zona de la portería

Tiempo: 3×7´

Descripción: 3 jugadores se pasan el balón de forma libre entre ellos, cuando ellos decidan harán una acción de finalización atendiendo a los las picas como posibles rivales y la interpretación de los movimientos de los compañeros.

Normas: Existe fuera de juego

Consideraciones importantes:
- Procurar que los pases se alejen de los conos para evitar posibles interceptaciones en la realidad
- Incidir en que los desmarques sean a la espalda de los contrarios
- Realizar diferentes gestos técnicos en función de las diferentes situaciones que se planteen (ejemplo: control delante de los defensores, proteger el control y finalizar)
- Interpretar los movimientos de los jugadores compañeros
- Incidir en que las acciones se realicen a máxima intensidad.

Para el próximo artículo tengo varias ideas en mente (el talento, los ejercicios técnicos con toma de decisión, las aplicaciones tácticas, trabajo físico analítico, globalizado o integrado), pero sí que me gustaría escuchar vuestras inquietudes y poder dar respuesta a algunas de ellas.

Andoni Bombín Garrido
Entrenador Nacional de Fútbol

2 comentarios:

Efrén Luis dijo...

Hola Andoni, viendo tu tarea, el nivel de la misma es de las más sencillas, simplemente porque no hay adversario, aunque aún podría ser más sencilla si en vez de tres jugadores compañeros son dos, o incluso uno, ya que a menor número de jugadores estamos en un nivel más simple.
No obstante, y aunque los principios generales del entrenamiento nos aboguen por la progresión de lo simple a lo complejo, las estrategias pedagógicas y metodológicas a veces nos dicen que si ponemos un nivel superior haremos que los jugadores capten la visión global de la tarea e incluso luego al pasarlos a un nivel inferior del ejercicio, el mismo será más eficaz.

Por tanto, en esta tarea yo añadiría desde el principio un jugador adversario, e incluso manteniendo los conos (adversarios simulados), para luego en otra serie de la tarea o otro día de entrenamiento bajarles el nivel (sin adversarios, como lo planteas en el ejercicio inicial) y sean capaces de ejecutar la tarea con una visión global de lo que puede pasar en la "realidad" ya que hemos ayudado a su pensamiento y decisiones estratégicas. Ahora toca en base a estas mínimas experiencias con adversarios a que ellos imaginen dichos movimientos. Un saludo

Muñekita Cat dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs de Deportes y Fitness. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat@gmail.com
besoss
Emilia